Connect with us

NEWS

Yo quiero bailar de Ivy Queen: 15 años del himno feminista del reggaetón

p>Hoy parece difícil recordarlo, pero sí: hubo una época en la que el reggaetón no dominaba todos los listados musicales. Hace 15 años estaba saliendo del underground y en Colombia lo conocimos con canciones como Pa’ que retozen (Tego Calderón), Felina (Héctor y Tito) o Dile (Don Omar), entre otras.

Su beat sexy y pegajoso, así como sus letras explícitas, nos advirtieron que estábamos ante un estilo que no iba a pasar inadvertido. En agosto de 2003 conocimos Yo quiero bailar de Ivy Queen y efectivamente no paramos de hacerlo. Más allá de ser un himno a pasarla bien (que lo es), es una declaración sobre el cuerpo femenino y el poder de la mujer para hacer lo que quiera con él sin ser juzgada.

Yo quiero bailar, tú quieres sudar

y pegarte a mí, el cuerpo rozar

y yo te digo si tú me puedes provocar

eso no quiere decir que pa’ la cama voy.

“Mi contenido es uno con el que las mujeres pueden identificarse. Cuando iba a las discotecas, veía que a todas las “pretty girls” los hombres las agarraban y querían llevárselas a bailar pero era un contacto como muy agresivo, no había una elegancia. Y todas las mujeres como que “Ugh, este tipo”. De ahí nació Yo quiero bailar”, dice Ivy Queen en el documental Hasta Abajo: Feminism, Sexuality and Reggaeton.

En un género dominado por hombres, Ivy Queen irrumpió con su voz gruesa e imagen agresiva que incluso puso a muchos a dudar sobre su identidad de género. Fue pionera en el hip hop puertorriqueño y lo fue también con el reggaetón. Su mensaje nos hizo sentir poderosas y nos preparó para todos los años de “perreo intenso” que estaban por venir.

Yo quiero bailar tiene un mensaje contundente: la mujer es libre de actuar como quiera frente a su sexualidad sin que eso implique ningún compromiso. También puede poner condiciones sobre qué quiere y qué le gusta en términos de sexo y conquista.

“Soy una mujer que tiene derecho a hablar en lo que así le compete: desde las injusticias que suceden hasta desvalorarnos porque debemos alimentar la imagen del “sexo débil”. Desde las generaciones de nuestros padres y abuelos se dice que la mujer pertenece a la casa. Esas mentalidades hoy en día han cambiado. Muchas mujeres alrededor del mundo se identifican porque no tienen la oportunidad de decirle a su esposo “para de golperme”, “yo necesito salir a trabajar porque no nací para fregar y barrer” o “puedo hacerlo, puedo estudiar y trabajar”. Mi música siempre ha dicho que la mujer víctima infidelidad no debe sentir de que es menos, sino que debe continuar, formar una estructura de autoestima grande y creer en ella. Siempre ha sido en la defensa del ser humano”, dijo Ivy Queen en entrevista con Shock en 2016.

Quince después de Yo quiero bailar, seguimos juzgando a la mujer por lo que hace o deja de hacer con su cuerpo: si se viste muy tapada es puritana, si es muy reveladora es zorra, si no se maquilla es fea y si se maquilla entonces se está ocultando. Lo mismo sucede con la sexualidad: si no sale con nadie es porque nadie se la aguanta y si sale con muchos es una perra. Si no busca pareja es una solterona y si busca entonces está desesperada.

En tiempos de #MeToo en los que las mujeres hacen oir su voz contra el acoso, el llamado de Yo quiero bailar a exigir un tipo de contacto consensuado sigue más vigente que nunca. Ninguna mujer está obligada a hacer algo con lo que no esté conforme y si es libre con su cuerpo no quiere decir que “pa’ la cama va”.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

DESCARGAS

Abogado de Anuel AA reacciona a controversia por ‘tiraera’ a Cosculluela | @LexanDjPanama

A pocos meses de salir de la cárcel, el exponente urbano Anuel AA recibió el rechazo del pueblo puertorriqueño por su desacertada ‘tiraera’ a Cosculluela

(más…)

Continue Reading

Farándula

El General renunció al reguetón por ser una música de “Satanás” | @LexanDjPanama

El músico panameño Edgardo Franco, más conocido por El General, dijo que se avergüenza de haber creado el reguetón tras convertirse en Testigo de Jehová.

El General, uno de los pioneros de ese género en los años 90, dijo que el reguetón es un ritmo de “Satanás” y que incursionó en ese estilo por “las malas compañías”.

“Escuché a las malas compañías y ellas me jalaron como un anzuelo”, dijo a la prensa el artista sobre sus tiempos en que alcanzó la fama gracias a los pegajosos ritmos de Te ves buena, Tu pum, pum y Muévelo.

El músico renunció al éxito con el que ganó seis premios Billboard, 32 discos de oro y 17 de platino en una carrera millonaria para dedicarse por completo a la predica de “la palabra de Dios”.

El cantante reveló que su vida disipada lo llevó a ser adicto al juego, las prostitutas y el alcohol.

“El camino para volver a la verdad fue algo difícil. Cada vez que me iba a retirar, que dije ‘hasta aquí llegué’ siempre había un contrato más grande. Tuve que tomar decisiones drásticas, pero la última dije ‘no importa quién me ofrezca’, tengo que volver a Jehová porque tengo que cumplir con mi voto que le hice a Él cuando estaba jovencito, de dedicar mi vida a Él”, dijo el músico, quien agregó que fue “rescatado de una adicción a los aplausos” por el templo de los Testigos de Jehová que visitaba cuando pequeño.

El General, retirado de todo contacto con la música y el público, puso a bailar a medio mundo con sus canciones.

Nacido en Panamá en 1969, comenzó su carrera en los años 90 y publicó discos como Estás Buena,  Muévelo Con el General y El Poder del General, con los que se convirtió en una de las grandes sensaciones de la música latina.

Continue Reading

Farándula

Demandan a Daddy Yankee y Cosculluela por la canción “A donde voy” | @LexanDjPanama

Les exigen al menos medio millón de dólares de compensación

(más…)

Continue Reading

promos

Pautas